18 de septiembre de 2011

3 dias 3 rutas

Un problema de espalda me hizo echarme atrás para llevar a cabo una travesía de 3 días en el pirineo. Por eso recompuse el plan para disfrutar de la gastronomía pirenaica en un restaurante de la guia Picolín.

De primer plato una de Bious Artigues con sederos pedregosos a las bellas vistas.



Subida entretenida hacia los ibones de Ayous.



Eclipse de Midí.



Bajando desde el Col d'Aas



Al fondo el Lurien, imagen que inspiraría la ruta del siguiente día.

El plato fuerte se trata de Col de Lurien defenestrada a las finas rocas con bajada tenebrosa:



Chufla chufla, que como no te apartes tu!!!



Inmenso valle colgado en dirección al Col del Lurien.



La bajada a ratos resulta en general complicada con tramos de roca que no dejan levantar la guardia ni un momento.



1250 metros de desnivel y más de una hora de lucha contra el camino dejan el cuerpo con una buena sensación de un trabajo bien hecho.

De postre, Pico de las 3 Huegas en versión mejorada con ascenso al mismo pico y una eterna bajada por loma cimera hasta el ibón de la Sierra...nombre un poco largo para un postre pero en este restaurante son un poco pijos. La única pega es que la subida discurre por las pistas de esquí de la estación de Formigal.


Este día compartí ruta con Txapu, que siempre está dispuesto a "sufrir" de mi compañía.



Reparar un pinchazo en este entorno es un privilegio.



Lomas cimeras a 2300 metros.



Pala de Ip.



Durante la última incursión por esta zona con la grupetta naburra observé que la cima del pico de las 3 Huegas era bajable y allí que nos encaminamos.


El descenso es posible aunque muy técnico con zetas empinadas, cortas y cerradas...


Punta Escarra.



Txapu con Telera al fondo.


La loma se prolonga durante unos 3 kilómetros perdiendo altura progresivamente hasta el ibón de la Sierra. Desde ahí todavía queda un buen trecho hasta el embalse de Escarra.


Para completar la circular todavía falta subir al collado del Pacino y bajar por el camino viejo hasta Sallent. Cada año que pasa está más erosionado. Este camino está pidiendo a gritos una regeneración.


Balaitus y Frondiellas al atardecer.
Al final 3 buenas jornadas de bici que se completaron con el marcaje con hitos de un sendero espectacular por la Zona de Anayet. De esta forma la ruta del Vértice homonimo quedaría como Joya del Valle de Tena. Solo apta para campeones del estático y del trabadismo extremo.

2 comentarios:

  1. Pues si no te gusta no molestes...puto Louis de Funes!!!

    ResponderEliminar