14 de febrero de 2011

Sabocos


PREPARATIVOS
El viernes a las 20 horas comienzan las conversaciones preparatorias de la salida…una hora muy lógica para mover a un grupo de 9, 8, 7, 6 personas. Dos de los integrantes caen de la convocatoria victimas del pánico, supongo. Además el plan inicial que tenía escrupulosamente planeado ha sido alterado en un par de llamadas de teléfono y han huido cual cobardes Vamos, al final ha triunfado lo que se estila en Pamplona, organizándolo todo en el último momento:
TXAPU: ¡Qué Onda o que! Mañana vamos de investiganda!!! Por la pista de San Bartolomé de Gavín para subir a Tendeñera por un sitio que no ha ido nadie!!!
MIKEL:- ¿Saldremos vivos? ¿Y llave para la pista?
TXAPU:- ¡Qué he hablado con un guarda que dice que no hace falta y que la puerta está abierta!...(me hubiera gustado saber lo que hablaron en realidad, ja)
Bueno, ya son las 22 horas, llamo a un amigo de Gavín y me comenta que hace falta llave y permisos porque sino te zampan multa…así que pongo la máquina telefónica en marcha y tras unas cuantas llamadas me dicen donde recoger la dichosa llave y dos tarjetas de permiso. A las 11 de la noche estaba en el bar medio dormido pidiendo las llaves mientras la camarera me decía que había poca nieve…yo ni caso y espero a que se calle porque tengo sueño!
Porteo en busca de nieve
El DIA
Comienza demasiado bien para ser una jornada de investiganda…todo en calma, todos a la hora en el punto de salida, nadie se olvida nada…sospecho que esto reventará por algún lado, como un pinchazo en la eterna pista o una luxación de vértebra por los baches del camino que nos acerca a la muralla de roca que nos separa de Panticosa. ¡Pero el plan continúa perfecto!...



Llegamos al primer refugio, dejamos los coches y nada, todo sereno. No hace frío, no hay viento, los lobos no muerden, solo aúllan. En tiempo record salimos y sin dar la vuelta a coger algo olvidado en la camioneta…- ¿Hacia dónde vamos?: -“Vamos por el barranco ese de ahí, ¿o que onda?”…Empieza la subida, con todo el belén en las espaldas incluso alguno lleva un exceso de adornos navideños con las botas del número 57 montadas en las fijaciones. ¡Cansaba solo de verlo!


La trocha que discurre junto al barranco en dirección Este no tiene nieve pero parece que al fondo habrá suerte y podremos calzarnos las tablas. Al llegar a un claro nos vemos envueltos por unas paredes casi peladas de nieve, que se elevan hasta el cielo y con mala salida en cualquier dirección menos en una, la retirada llegando a su fin la fama de avezados descubridores. Alguno reía por no llorar y el resto buscando soluciones…yo, debido a mi conocido mal de mirada elevada y fruto de la desesperación propongo subir a alguna de las paredes que nos rodean, pero mis compañeros a golpes me quitan esa idea y soy atado con una cuerda.


El humor no falta y aparece un segundo iluminado: ¿Por qué no subimos al otro refugio?...Pues ala, vamos! Total esto es investigación y viendo las condiciones aquí, allí no serán peores, pienso. Además el resto de opciones son subir a la marabunta de Formigal y hacer un Culivillas, descartándose porque podríamos llegar a media tarde. Otras salidas son jugar a cartas o ir al polideportivo de Biescas a hacer Spinning…¡maravilloso!



Hacia las 11.30 llegamos al refugio en fila india como un rebaño de ovejas navideñas. Es una hora estupenda para comenzar por segunda vez a andar…¿Para esto hay que madrugar tanto? Seguimos diciendo sandeces pero la cosa va tomando forma…ahora la mejor opción es cruzar a Panticosa por Sabocos, es decir, lo más lógico y natural, ya que por aquí debió pasar Aníbal con los Elefantes…¡un paso natural comodísssimo!



A las 12 nos encaminarnos a la única mancha de nieve esquiable para comenzar a foquear y a unos 1800metros nos colocamos las tablas en dirección al Puerto de Gavín. La subida la encabeza Borja como explorador seguido de Txapu, Jimbo, Kasti y Oihana. Cerrando el grupo estamos Gorka y yo subiendo a ritmo cómodo bajo el sol que nos castiga. Según ascendemos, se aprecia un tubo que llega hasta una cueva unos 150 metros más arriba. Se trata de una interesante opción para alargar la bajada.



En el collado son ya las 13.30. Hacemos una parada para hidratarnos y disfrutar de las espectaculares vistas del Tozal de Guara hacia el Sur, hacia el Este Burrambalo y Peña Oroel. Hacia el Oeste Peña Montañesa y los montes de Ordesa. Ahí el grupo se divide entre los que prefieren continuar disfrutando del sol y de tan espectacular mirador y los que desean subir hacia la cueva. Además seguro que si hay paso hacia la cima de Sabocos, y algún iluminao propone atacarlo. Faltó tiempo para proponerlo y en un segundo cambiamos la dirección de las tablas apuntando hacia el estrechamiento que da paso a la ladera final de la Peña Sabocos.



La pendiente en el estrechamiento nos obliga a cambiar los deslizadores por piolet y crampones dándole ambiente a la subida y en poco más de 45 minutos llegamos a la divisoria pudiendo ver más allá de lo que hasta ahora nos dejaba la muralla. ¡Impresionantes vistas del valle de Tena!

Corredor de acceso a las palas superiores de Sabocos


Borja
Txapu llegando a la arista


¡NOS ATACAN POR LA RETAGUARDIA! Sin avisar se están formando nubes en la ladera Sur por donde habíamos ascendido y a continuación descenderemos. La nieve comienza a helarse debido a la bajada de temperatura y lo más prudente es dejar la cima y comenzar a bajar. La nubes se agarran a la ladera privando de visibilidad y restando encanto a la bajada, pero en un momento abre y nos decidimos a bajar.

Preparativos antes de la bajada


Los primeros giros se trazan sin problemas en la moderada pendiente de la pala inicial y nos encauzamos hacia el corredor más expuesto del itinerario, pero sin presentar mayores complicaciones accedemos a un precioso circo rocoso. 

El único paso delicado dejamos en último lugar a Alf al que le mareamos los otros 3 con distintas ordenes que no debía entender y lo atoramos: Uno decía: Tira p'alante. El otro: ¡mira hacia aquí!, el tercero: "Derrapa y salta", lo que en la cabeza del sufridor debía ser algo como: "apalanca la tranca mirando p'aquí"...con lo cual, en un arrebato de nerviosismo hice callar a los otros dos ordenantes y entonces si, el atorado pasó el resalte cual sarrio en celo.

 Desde ahí y siguiendo las huellas de subida, realizamos un flanqueo que nos sitúa sobre un tubo muy ancho y de pendiente sostenida. La segunda mitad de la bajada discurre a lo largo de en una loma cimera con una nieve muy noble y una luz singular provocada por las nubes bajas que nos envuelven. Esta zona abre horizontes para la bici en verano y se estudiará una buena ruta por la zona.


Los últimos metros en el barranco final se complican por la falta de nieve y hay que esquivar alguna piedra para seguir adelante hasta llegar a la confluencia de dos pequeños barranquetes que hay que cruzar para llegar a las campas herbosas donde se encuentra del refugio alto.

Extraña luz sobre el puerto de Gavín

 Primer plano

 Txapu con Oroel al fondo

Al final el día ha sido todo un éxito con una bajada muy interesante y apuntando otras posibilidades para otras ocasiones por la zona. La compañía estupentastica…aunque quizá Gorka nos odie hasta el final de sus días.



4 comentarios:

  1. Muy agusto tornar a la montaña contigo Mikel, la verdad es que eres un tipo excepcional!
    La bajada a mi me dejó un super buen gusto de boca, lástima la nube aunque tampoco incordiò para tanto, lo de que el tubo no tubo complicacioones estoy de acuerdo pero te recuerdo que vivimos "momenticos" mu graciosos en el salto obligado para tu pupilo. Creo que aprendimos la leccion de morir matando y esas cosicas!!

    ResponderEliminar
  2. Un placer para nosotros también. Ya estoy deseando repetir!!!
    Ohhh, no me acordaba de los 3 dando voces a Jimbo y yo haciendoos callar, juas...Lo estabamos liando más que ayudar y me puse nerviosososo. Añadiré ese versículo ya que el relato es corto, juas!

    ResponderEliminar
  3. vaya banda de funestos palilleros, acaso no sabeis que lo que se lleva ahora es atizarse una buena piña en las montañas guipuzcoanas para freir el blog de fotografias poligoneras...
    Y ese chaval que dice llemarse jim, pordios que poga elegancia con un casco bicicletero...quien le ha visto y quien le ve..
    a pesar de la nieve pescaderia, felicidades por tamaño bloj

    ResponderEliminar