16 de enero de 2011

Urepel

La costa cantábrica durante el invierno suele presentar una climatología desapacible con continuos chubascos, vientos frios y las cumbres de los montes circundantes suelen permanecer nevados. La  temperatura media de unos 9ºC y con una continua lluvia invita a emigrar a latitudes más meridionales y benignas para poder realizar una ruta en bicilo.



Pero este año la situación desde el comienzo del invierno no está siendo normal predominando vientos del sur que alcanzan la costa secos y templados. Con este pronóstico Charlas invitó a los naburros a una ruta que se presumía bueeena, y para que no se sientan incómodos, se les ofrece lo que les gusta...Cimas lomeras o lomos encintados o cintas de lomo...como coño llaman a esa mariconada de ir por la cresta? Ah si LOMAS CIMERAS!

En cuanto a la ruta, nos juntamos un puñado de merluzos compuesto de seis Naburros, un Alemán, un Escocés y dos Giputxis...uno de ellos es telefonista y se le alargó la última llamada provocando el retraso de la salida para la alegría de alguno que se excedió en el madrugón. Del planeta vecino se acercaron el de Laviano que traía entretrenidos con películas de niños al Alemán y a Decartón. La otra nave interestelar, transportaba a  Pelotocino, Cheebakakanoso y Resacas. Parte de la vuelta era ya conocida, muy buena, y el tramo nuevo propuesto por Charlize y confirmado por el Escocido, llamado así por ser Escocés, tenía pinta de ser cojonudo. En suma se trata de una ruta que recorre un largísimo cordal en dirección Sur. De ida alternan bonitas pistas con estupendos senderos y la vuelta se puede considerar en un 90% senda trabajosa pero 100-2-2-1,5=94,5% ciclable.

 


Bien sabido es que el cabrón del jabalí plantea rutas duras, pero desde que Tito Charlas entrena haciendo Futing, Yoging o Fucking en compañía de una dulce damisela, la cosa ha cambiado. El barbudo de las narices para abajo, cada día maneja mejor las bielas, anque habla lo mismo o más ya que se cansa menos y necesita menos aire para subir.

Hubo una sugerencia generalizada...ponerle una tercera biela a Charlas, no penseis mal, no es para el ciruelo sino para la lengua...se que soy un poco cabrón, pero en su favor hay que decir que el solo lidió contra unos moteros que no iban por donde debían...para eso es el protestante mayor de la provincia y se explayó con ganas. Bien hecho Charlize!

 


Casi en Urepel hay un fallo de interpretación de las marcas rojas y blancas...A ver, si no hay marcas POR ALGO SERÁ!!! Un poco de porteo no hace ningún mal a nadie. 

 


A mitad de camino Juls advierte pocas bajadas y los conocedores de la vuelta le explican que es normal ya que la ruta es piramidal...Tranquiiilo, ya llegará la bajada...toooda la vuelta pica para abajo con algun repecho para ganar altura.



Tras el almuerzo, el grueso del pelotón desandan el GR pero un aleman, un Juls cansado y un jabalí suben a la cumbre de Urepel y hallan una alternaiva muy maja...suena a tipico chiste de un ingles un frances...bla bla, pero no era chiste, así que para arriba.



Primera bajada corta y andacoño, subida y con porteo...curiosa ruta piramidal donde las bajadas se vuelven subidas...alcanzamos Mandoegi con unas vistas espectaculares y ahora si, bajada y buena, muy buena, buenísima. Siguiente parada y la bajada se vuelve de nuevo subida...venga, vale, piramidal será que hay dos puntitas y esto sigue.



Hostias sigue, si, sigue siendo piramidal, igual que en Egipto, Gizeg, Kefren, Mikerinos, la esfinge y su puñetera madre...yo encantado, pero se hace duro si no estás fuerte. Ruta cantaburrica en toda regla....y como está de moda poner nombres en inglés y en honor del nuevo Old Log, me permito la confianza de bautizarla como "Never Ending Climbing"...aquí el problema de aquel muchachete sobre un perro volador no hubiese sido la "Nada"...sino los repechetes.



Pero tranquilos que ya enlazamos con el sendero de la ida y enseguida tira ya para abajo y bla bla bla...había que animar al personal pero seguia siendo la mentira más gorda del día...después de  la de decirle a Lomoplateado que su bici es la más bonita de todas.



Todavía falta por recorrer un sendero endurero durante más de media hora hasta la parada final en el collado entre Tximista y Adarra que, ahí si, la cosa baja clarísimamente por el camino normal de Adarra que siempre gusta con sus raicitas, boquecillos, arboletes y pelotillas de oveja...maravillosas pelotillas negras que han dejado un estupendo aroma a "naturaleza" en la ropa, en la bici y que lógicamente se ha trasladado a casa. Incluso después de limpiar la indumentaria con el mejor suavizante, la cosa no ha mejorado. Ariel no ha superado la prueba del jabalí y el trastero es más parecido a un cercado con chotos que un almacen de bicis...a ver si con Ten con bioalcohol recupera el olor a aceites y grasas característico. Tengo que añadir que el "bicho" se ha pasado dos días cual sabueso, olisqueando por las esquinas de la cocina a ver si encontraba algún resto de cacas del lanudo animal. Al final ha dado con la fuente del aroma...un resto de la zapatilla había caido hábilmente por detrás del radiador provocando el caos en las comidas.



Juls encabezando la grupetta en la "bajada". Venimos recorriendo todo el cordal que queda al fondo.


Naburros entre los arboles.



Aiako Harria desde Mandoegi.

1 comentario:

  1. bueno, bueno, bueno... y este bloj tan gonico?????? Ayayayay...

    ResponderEliminar